Muchos de nosotros hemos tenido nuestros planes de vacaciones de verano cancelados debido a la pandemia. Y entre las preocupaciones de salud y el estrés financiero puede ser fácil pensar:

“debería seguir trabajando”

“¿cuál es el punto de unas vacaciones, de todos modos?”

Pero, la realidad es que debes ¡tomar tus vacaciones lo antes posible!

 

¡Saque esos pensamientos de su cabeza!

Los estudios indican que nuestro rendimiento cae en picada cuando trabajamos durante largos períodos sin descanso. (¿has escuchado sobre las Técnicas Pomodoro?)  Y, aunque tus planes probablemente se vean diferentes a los del verano pasado, aún puedes cosechar los beneficios de unas vacaciones, incluso si no puedes viajar. No es demasiado tarde para planificar algo, pero asegúrate de hacerlo.

Si bien una escapada espontánea puede ser emocionante, los estudios demuestran que el estrés de unas vacaciones mal planificadas puede eliminar los beneficios positivos de tomarse un tiempo libre.

 

Identifica el tipo de experiencia que quieres tener.

¿Qué tipo de entorno y actividades te recargan las energías?

No subestimes el cambio de escenario: aunque te quedes cerca de casa; todo lo que necesitas es pasar un poco de tiempo al aire libre y desconectarte (esto incluye de forma imperativa: no revisar el correo electrónico.)

 

Algunos de los Tips que tenemos para esos días de descanso son:

  1. Deja todos tus pendientes y compromisos actualizados en un lugar al que puedas tener acceso rápido al regresar.
  2. Delega los asuntos impostergables, y anótalos, para que al regresar puedas hacer u seguimiento apropiado de los mismos.
  3. Crea una respuesta automática en tu correo electrónico que indique que estarás fueras por unos días y que regresarás en una fecha especifica, de esta forma las personas sobran que no tendrán respuesta hasta la fecha indicada.
  4. Durante el tiempo de vacaciones, lleva una herramienta de captura, que te permita recolectar todos los asuntos, pendientes o ideas que surjan durante este tiempo, y la cual puedas vaciar eficientemente a tu regreso.
  5. Finalmente, crea algunos recuerdos. Toma fotos durante el viaje para que puedas volver a vivir la experiencia cuando tengas un día difícil en el trabajo.

 

Tomar unas vacaciones…

Cerca o lejos de nuestra rutina, es una de las mejores estrategias para darnos el tiempo y espacio para procesar todo lo que ha pasado, y prepararnos para todo aquello que viene y a lo cual debemos enfrentarnos.

Pero hacerlo de forma adecuada, sabiendo que todo nuestro mundo estará esperando nuestro regreso para ser gestionado y ejecutado de forma eficiente es la única manera de estar significativamente comprometido con aquello que decidimos hacer.

 

Una metodología como GTD®

Le permitirá retomar el control de su vida, manejando un inventario completo de los asuntos que tiene, tanto personal como profesional, organizado en un cerebro auxiliar o sistema al que regresará cada vez que necesite tomar decisiones eficientes… Todo esto con la calma y la tranquilidad que genera su interacción y actualización del sistema.

 

Ademas GTD® le permite conocer de forma objetiva sus prioridades, entiendo que existen y que tienen un peso relativo sobre sus asuntos y toma de decisiones. Lo que le permite alejarse en ciertos momentos de la rutina para evaluar una perspectiva mayor, lo que se transforma en Perspectiva.

 

Así es como GTD® a través de los conceptos de Control y la perspectiva nos permite disfrutar de cada momento, estando realmente involucrado con aquello que hayamos decidido hacer. Y si en este tiempo de descanso Usted logra tener todo su mundo bajo control, lo único que queda por hacer es DESCANSAR!