+1 (323) 7127107 info@intelectum.net

En Intelectum, no creemos que hay un prototipo de un líder perfecto, ni tampoco que este debería existir. Creemos que los líderes buenos no nacen; se forman por medio de trabajo constante, y por su postura ante el mundo.

Dicho esto, los líderes buenos generalmente mantienen valores y comportamientos parecidos: aprenden de sus experiencias; se conocen a sí mismos; practican lo que creen; equilibran sus distintas motivaciones, sean estas monetarias o personales; y forman un equipo sólido.

Además, un 
buen líder mantiene una vida equilibrada. Su vida personal y profesional no forman parte de un juego de suma cero. Es decir, ambos pueden tomar su tiempo o coincidir, lo que los hace mejores líderes. Esto ilustra cómo debe ser la disposición del líder, y que no necesariamente sus circunstancias y oportunidades moldean cuán exitoso será.

¡Queremos conocer tu opinión!

¿Estás de acuerdo con que a los líderes se les forma?

Cuéntanos tu experiencia AQUÍ y recibirás gratis el artículo Liderazgo y autoconocimiento, del Harvard Business School.

Suscríbase a nuestras publicaciones

Suscríbase a nuestras publicaciones

Suscríbete a nuestro blog y recibirás un alerta cada vez que subamos un nuevo contenido.No te pierdas los mejores consejos y análisis para incrementar tus habilidades.

Te has inscrito exitosamente