Una investigación llevada a cabo por Camille Sweeney y Josh Gosfield para escribir su libro titulado “The Art of Doing“, se refiere, a las características que reúnen aquellas personas que alcanzan siempre sus resultados, y además los logran con total excelencia y éxito: Los Super Achievers.

Los Super Achievers.

Los autores relatan el desempeño de 36 personas de muy variadas áreas, como pueden ser:

  • Steven Dubner, escritor
  • Lynsey Addario, fotógrafo periodista
  • César Millán, entrenador de perros
  • Alec Baldwin y Laura Finley, actores
  • Martina Navratilova, tenista
  • Yogi Berra, jugador de beisbol
  • Constance Rice, abogada de derechos humanos
  • Jill Tarter, científica
  • Gary Noesner, negociador del FBI
  • Richard Restak, neuropsiquiatra
  • Bill Gross, empresario
  • Mark Frauenfelder, bloguero
  • Candida Royale, actriz porno
  • Chad Schearer, cazador
  • Phillipe Petit, equilibrista
  • Los creadores de: Zappos, OKCupid, y otros muchos más.

La clave del éxito: saber cuándo girar y replantear tu plan, manteniendo tu misión.

“A key factor in success is knowing when to pivot, to rethink your plan, while still maintaining the mission”

Camile Sweeney & Josh Gosfield: “The Art of Doing”

 

¿Qué hacen distinto los Super Achievers?

  • Son buenos contando historias: Storytelling
  • Perseveran para cumplir sus objetivos
  • Escuchan y aprenden: Learnability
  • Persiguen la felicidad: La Pasión
  • Son inteligentes a la hora de cambiar el rumbo si es necesario
  • Prueban sus ideas antes de lanzarlas al Mercado
  • Fomentan Comunidades de Aprendizaje
  • Evolucionan constantemente
  • Saben gestionar sus emociones
  • Tienen paciencia

Hagamos un auto-análisis y seguramente encontraremos que estos atributos los tenemos, aunque sea en un pequeño porcentaje. Pero: ¿será suficiente?, ¿estarán combinados de la mejor manera para impulsarnos hacia nuestras metas?

Necesitamos tener un soporte objetivo, además de una dosis suficiente de empuje, optimismo e Inteligencia Emocional.

 

“Algo” que nos diga por dónde empezar y por dónde seguir:

  • Un proceso fluido de actividades alineadas con nuestras metas.
  • Que integre de forma armoniosa todas las facetas de nuestra vida: Personal, familiar, profesional y laboral.
  • Y permita ver nuestro “escenario existencial” de forma completa, sin dejar nada afuera: Lo importante, pequeño, grande, accesorio, determinante, prioritario, urgente, cotidiano.

Sólo de esta manera vamos a poder “tomar las riendas” de nuestra realidad, y actuar en consecuencia.

 

Este sistema de vida y trabajo se llama GTD®: Getting Things Done®.

Una metodología exitosa creada por David Allen, que es usada por más del 50% de las Empresas Fortune 500. Durante más de 30 años. Funciona como “un cerebro auxiliar”, que gestiona todos tus asuntos y te lleva a través de cinco pasos, a sopesar adecuadamente tus prioridades para una toma de decisiones enfocada en la productividad.

GTD® logra instaurar en la persona el Control y Enfoque que hará estar consciente de las próximas acciones a seguir, sin angustias ni agobio. De esta manera:

  • Se reducen los niveles de stress
  • Puedes resolver cualquier asunto crítico, emergente o inesperado que se te aparezca.

 

Estar en control y tener enfoque.

Y tan vital, como estar en control y tener enfoque, es poder tener en todo momento, una perspectiva clara de dónde estás y hacia dónde debes ir. El estar permanentemente absorto por el día a día nos hace desenfocarnos de nuestra misión y propósitos, por lo que necesitamos aplicar permanentemente una “brújula”, que nos recuerde los objetivos que nos planteamos y logre re-alinearlos en la dirección que deseamos.

 

Todo esto y mucho más es GTD®.

Además te brinda “espacio” para:

  • Poder ser creativo e innovador.
  • Pensar “out of the box”.
  • Generar nuevas ideas, conceptos y prácticas.
  • Ser un “aprendiz permanente”, en línea con el Learnability.

 

Por último, y no menos importante, como bien lo establece la lista de “cualidades de los brillantes”, te permite estar significativamente comprometido con aquello que tú decidas hacer en cada momento. Disfrutar tus actividades, tu modo de vivir: ¿Y esto no es ser un Super Achiever?

 

Por Albertina Roche.