El Management Research Group (MRG) en su estudio titulado: “¿Qué caracteriza a los líderes europeos de alto potencial?” (¿What Characterises High Potential Leaders?), precisa lo que significa tener alto potencial.

Se trabajó con una muestra de 595 profesionales considerados de alto potencial, frente a 4.642 personas cuyas evaluaciones son inferiores. Midieron 22 Competencias para el Liderazgo, usando como Instrumento: Leadership Effectiveness Analysis.

 

El resultado “dibuja” lo que es, o debe ser, un empleado de alto potencial o “high flier”:

  • Visión estratégica y planificación del futuro.
  • Voluntad de asumir responsabilidades y deseo de influir en otras personas.
  • Comodidad ante los cambios, la velocidad y la innovación.
  • Capacidad para generar energía y entusiasmo en otros.
  • Espíritu de superación ante los objetivos retadores.
  • Deseo de desafiar el “status quo” y la percepción de las personas con autoridad.
  • Capacidad para convencer y persuadir a los demás.

 

Ese estudio también concluye que los profesionales de alto potencial son percibidos:

  • seis (6) veces más rápidas en su proceso de aprendizaje.
  • cinco (5) veces más efectivas como directivos.
  • cuatro (4) veces, mejores pensadores y contribuyentes a sus equipos.
  • tres (3) veces, son optimistas y entusiastas. Hacen que las cosas sucedan.
  • dos (2) veces, practican la “escucha atenta” y son empáticos.

 

Un perfil de competencias atadas a una personalidad

Este “mapa” de éxito nos confirma que más allá de poseer el conocimiento, se debe contar con un perfil de competencias atadas a una personalidad “motivada al logro”, es decir, auto-dirigida, y con una visualización clara del camino a seguir. En otras palabras, sin intenciones temerarias, pero enfocados en intentarlo, aunque se consigan en primeras instancias,” fracasos momentáneos.

 

El Líder Inspirador

El Líder Inspirador es esa mezcla de coach y mentor que está permanentemente “definiendo” su realidad y buscando oportunidades en sus circunstancias, se crece en las adversidades y cree en su gente, pero no porque no tiene otro recurso más que trabajar con ellos sino porque sabe que a través de ellos es que logrará aterrizar con éxito a su futuro.

¿Estamos preparados para formar a esos líderes con esas “7 capacidades para ser extraordinarios”?

 

Hay que dedicar tiempo y recursos en desarrollar y potenciar el Capital Humano

Con las herramientas que garanticen que al menos un porcentaje de su personal tendrá ese desempeño y potencial sobresaliente.  Y que luego, este comportamiento se riegue dentro de la organización.

 

¿Podemos acompañarlos en este camino?

Algunos tendrán dudas y para cuando se den cuenta de esta realidad, ya será demasiado tarde. Otros “caminarán de la mano” con sus aliados estratégicos en la búsqueda, captación y desarrollo de este personal. Y serán ganadores.

 

Tu Inventario de habilidades y destrezas a formar

Deben incluir herramientas para potenciar las comunicaciones efectivas, el control y enfoque, sistemas de trabajo que buscan mejorar la productividad, desarrollar a los “Consejeros Confiables con tus Clientes”, y muchas otras más…

Recuerda que esta pandemia lo que nos enseñó es que APRENDER, APRENDER Y APRENDER es la única constante en este mundo variable.

Intelectum te apoya en esta búsqueda. Cuenta con nosotros.

 

Por Albertina Roche