¿Sabías que el beneficio más valioso para los profesionales de hoy en día es el tiempo?

 

En un mundo lleno de empresas cuyos CEOs son Baby-boomers, es una tarea difícil ser Millenial o Generación Z. Pero para poder entender un poco estas generaciones y lograr trabajar, apropiada y efectivamente, en conjunto es vital tener en cuenta que la flexibilidad de horarios ya no es un privilegio sino una demanda general.

 

Para nosotros los millenials es importante tener tiempo y espacio para:

  • Desarrollarnos en actividades creativas que expandan nuestros horizontes, no sólo profesional sino también a nivel personal.
  • Ejercitarnos de forma activa, física y mentalmente.
  • Disfrutar de la vida y estar en sintonía con todo lo que nos rodea.
  • Involucrarnos de forma significativa con las cosas que realmente importan.
  • Hacer cosas que marquen la diferencia en el mundo.

 

Pareciera, a primera vista, una lista de deseos de nuevo año, pero la realidad es que cuando estamos en una empresa en la que no sentimos libertad para que estos asuntos fluyan, lo más probable es que desistamos. Y no se trata de modificar la forma como anteriormente se hacían las cosas, pero debemos adaptarnos a los cambios; de no hacerlo, sería como si una persona se resistiera a comprar un móvil inteligente porque los antiguos teléfonos fijos de rueda eran más resistentes.

 

Si echamos una ojeada al mundo, podemos darnos cuenta que no son tonterías: Microsoft Japón experimentó con la jornada laboral de 4 días. Y el resultado arroja un 40% de incremento de productividad. Y este cambio no sólo consistió en cerrar las oficinas los viernes, sino que también implementaron cambios como reducir las reuniones a 30 minutos…

 

Así que dedicándole menos tiempo a ciertas cosas, podríamos lograr más!

 

Las empresas que hoy en día se alineen con sus colaboradores y que entiendan que el TIEMPO que ellos puedan invertir en aspectos que les satisfacen, se traducirá en más productividad y eficiencia, ganarán mucho más que dinero…y generarán fidelidad, característica escasa actualmente.

 

Pero ¿cómo lograr que los colaboradores ganen tiempo en sus vidas? Pareciera una pregunta muy difícil de contestar, y fue caminando en las calles de Madrid donde encontré la respuesta más sencilla y simple en una vidriera de IKEA: “La organización es Tiempo. El tiempo es Vida”.

 

Cuando logramos tener organizado nuestro mundo, asuntos físicos, digitales y mentales, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal, comenzamos a ganar control en nuestra vida, y se comienzan a abrir espacios de tiempo que antes copábamos con dilación.

 

La clave aquí es que los empleadores participen en la búsqueda de soluciones que permitan a sus colaboradores estar más organizados y trabajar de forma más eficiente. Lo que irónicamente se traduce en menos tiempo, mayor flexibilidad y menos estrés.

 

Por: Fabiana Roche.