«¡Va a explotar!» Es una frase que gritan en películas de acción, justo antes de que la presión sea demasiado grande, y cualquier “cosa” que esté en erupción se convierta en una espectacular bola de fuego. Con suerte, esta no es una frase que se escucha a menudo en la oficina. Sin embargo, tal vez debería ser. Ninguno de nosotros viene equipado con un manómetro en la frente, por lo que puede ser difícil saber, cuándo la aguja de carga de trabajo de un compañero, está llegando a la zona roja. Pese a eso, los resultados pueden ser igualmente espectaculares (y desagradables) cuando la presión es demasiado grande para cualquiera de nosotros.

 

Una válvula de descarga

Es un requisito de seguridad para las calderas modernas tener una válvula de descarga que, si la presión excede los niveles de seguridad, expulsa el agua caliente de la cámara principal para que la caldera no explote. Los seres humanos tienen un mecanismo similar. Muchos de nosotros simplemente no sabemos que está allí.

Gran parte de la presión en nuestra vida cotidiana proviene de nuestros compromisos: todo aquello en nuestra vida a lo que nos hemos comprometido a hacer, lo que hemos perseguido activamente, o a lo que hemos aceptado pasivamente. De cualquier manera, somos guardianes de todo lo que se espera que hagamos en nuestras vidas.

 

Una perspectiva instantánea

¿No me cree? Piense en la rapidez con que las personas renegocian sus compromisos laborales cuando se produce una crisis personal. Cuando sucede algo realmente importante en la vida, puede brindar una perspectiva instantánea de cuán prescindibles son en realidad algunos asuntos aparentemente importantes.

Del mismo modo, la mayoría de las personas delega o difiere una amplia gama de compromisos laborales, desde tareas hasta reuniones, para dar paso a sus vacaciones anuales.

Por lo tanto, si acepta que la mayoría de las cosas en su vida son realmente negociables, está en camino de encontrar esa gran válvula de seguridad para la vida moderna. Se llama ‘renegociación’, y es fundamentalmente diferente a simplemente explotar.

La forma en que veo la diferencia es que a menudo me siento igual de bien al renegociar un compromiso de manera consciente y considerada que al completar una tarea. Esto se debe a que renegociar lo que no va a funcionar para mí es realmente una redirección de energía hacia aquellas cosas que funcionarán mejor. Al decir: «No, cambié de opinión», está diciendo «¡Sí!» A todo lo demás.

 

Renegociar de manera apropiada

La mejor manera de asegurarse de que está renegociando de manera apropiada es mantener un inventario completo y actualizado de todo lo que está comprometido a hacer (proyectos y próximas acciones) y todas esas buenas ideas que definitivamente no está comprometido a hacer, pero no quiero perder (lo que llamamos la lista ‘algún día / quizás’).

Si has estado abrumado últimamente, y tus colegas han notado un poco tus cambios de humor, hay algunas cosas que puedes hacer para obtener alivio:

  1. Si no está manteniendo una lista actualizada de ‘compromisos’ y ‘no quiero perderlos’; haga una, y rápido. Esto solo generará algo de presión.
  2. Examine detenidamente sus compromisos activos y pregúntese qué se necesitará para renegociar algunos. Puede que necesite cambiar el acuerdo consigo mismo, o puede necesitar informar a otros o tener una conversación con colegas o un gerente. Anota esto en tu sistema GTD de confianza. Simplemente saber que tomará medidas para aligerar la carga puede, en sí mismo, aligerarla un poco.
  3. Para la regulación continua de la presión, tómese un tiempo cada semana para realizar una revisión de su sistema de confianza. Mantenerse al día con lo que ha dicho que hará (y no hará) es una clave para mantener su propio nivel de presión laboral de manera cómoda y consistente en la zona verde.

 

Existe una válvula de liberación para la presión abrumadora de estar comprometido en exceso. Encuéntrelo y úselo (antes de que sea demasiado tarde).

 

Por Robert Peake

Suscríbase a nuestras publicaciones

Suscríbase a nuestras publicaciones

Suscríbete a nuestro blog y recibirás un alerta cada vez que subamos un nuevo contenido.No te pierdas los mejores consejos y análisis para incrementar tus habilidades.

Te has inscrito exitosamente