Y a pesar de las dificultades deseamos lograrlo todo: obtener esa promoción, impulsar nuestra organización a través de medios digitales, ser los mejores en nuestra área, ser y estar más con mi familia…  Sin embargo, no pensamos objetivamente en lo que es necesario para alcanzar nuestras metas. Porque el conjunto de habilidades y la mentalidad que nos estaba llevando a las metas en 2019, definitivamente no van a funcionar en 2021. ¿Fue tu 2020 fue una montaña rusa?

 

El balance vida – trabajo…

Muchas investigaciones tienen tiempo hablando de esto:  el balance vida-trabajo es cada día más difícil. Establecer límites y hacer hasta malabares con la gran cantidad de responsabilidades que adquirimos nos deja cansados ​​y agotados.

La vida en general se está volviendo más desordenada y caótica de lo que era antes. Y esto no es negativo, siempre que sepamos cómo desenvolvernos en este caos.

 

¡Resultados asombrosos necesitan una preparación asombrosa!

Durante más de 20 años hemos capacitando a emprendedores, ejecutivos, amas de casa, estudiantes, creativos… Y hemos identificado tres áreas con las que todos luchan:

  1. Manejo de distracciones
  2. Delegación eficiente
  3. Sobrecarga de información

Si quieres que el 2021 sea época de grandes avances, energía renovada, una clara visión de futuro y logros considerables, debes aprender a manejar esta némesis. Y mientras más rápido, mejor.

 

¡Haz que las cosas sucedan!

Getting Things Done® (GTD®) no es una nueva moda. Es una metodología tan real como puede ser el concepto mismo de la productividad. Adoptada por organizaciones como la NASA, Sony, Yahoo, Accenture, Future Generali, Mindtree y Netapp, ha demostrado su eficacia con una comunidad de cientos de miles de practicantes a nivel mundial.

 

GTD® te ayuda a mejorar las distracciones, la delegación y la sobrecarga de información. ¿Cómo?

1. GTD® define tu atención como el activo más valioso.

Y te brinda las herramientas que necesitas para protegerlo ferozmente. A través de ejercicios como el barrido mental, la definición de las “próximas acciones” y el ritual de la revisión semanal, se aclara lo que tienes que hacer para avanzar en tus compromisos. Y tu mente se vuelve libre para concentrarse en lo “importante” en lugar de sucumbir ante lo último y lo más ruidoso.

 

2. Los practicantes de Getting Things Done® son maestros en delegación.

Saben cómo crear listas de “Esperando por…” que les indiquen a quién se le ha asignado qué asunto y cuándo se esperan las respuestas. No más seguimientos fallidos. Todos los eslabones de la cadena del equipo se mantienen fuertes y la productividad aumenta.

Con una lista interminable de tareas, la delegación ya no es un lujo, ¡es una habilidad para la vida!

 

3. ¿Recibes más información en un día que lo que recibieron nuestros abuelos en un mes?

Getting Things Done® es la cura para la pesadilla de la sobrecarga de información. GTD® gira en torno a la filosofía de que “Tu mente es para tener ideas, no para almacenarlas”.  A través de su proceso de 5 pasos le darás sentido a las cosas que se te presentan:

  • Crearás tareas específicas a partir de lo que es accionable
  • Definirás “próximas acciones” claras para el movimiento
  • Y, lo más importante, tendrás todo en un sistema auxiliar que te permitirá mantener o renegociar tus compromisos. Sin perderlos de vista…

 

Esta es tu oportunidad para prepararte para el 2021 y obtener las habilidades necesarias para ser tu mejor versión. Entonces, ¿Quieres ser parte del grupo de personas que hacen que las cosas sucedan?