Realizar más de una tarea a la vez o multitasking, puede parecer un rasgo positivo para un empleado. Sin embargo, este comportamiento puede conducir a una disminución de la productividad de hasta un 40%, según “The Harvard Business Review”. A las personas, les lleva tiempo cambiar eficientemente la concentración y enfoque de una tarea a otra. Hacerlo continuamente, puede no ser lo mejor para tu grupo de trabajo. Además, puede afectar negativamente a los resultados de la empresa.

 

Confusión

Al hacer multitasking, los empleados también pueden estar saltando constantemente de una tarea a otra, sin completar ninguna de ellas. Lo que conlleva a una confusión acerca de las metas y estrategias de cada asunto, proyecto y responsabilidad asignada. Si la concentración profunda se interrumpe continuamente, por llamadas telefónicas y mensajes de correo electrónico, es posible que su empleado no pueda recuperar la dirección de un proyecto, ya que puede olvidar un pensamiento o una solución.

Según un artículo en “Bloomberg Businessweek”, las distracciones cuestan a las empresas estadounidenses alrededor de $650 mil millones al año. Un trabajador confundido no se concentra en la tarea que tiene entre manos, y es menos probable que las complete satisfactoriamente. Esto no sólo afecta a la gerencia y a los compañeros de trabajo, sino que también puede tener un impacto en sus clientes.

 

Estrés y Burnout

Un estudio de Gallup en el 2019 encontró, que cerca del 55% de los estadounidenses sufren de estrés laboral. El promedio mundial está alrededor de 40%, cifra que no es para nada tranquilizadora. Exigirle a un empleado que realice múltiples tareas simultáneamente, aunque no sea lo más efectivo, puede causarle ansiedad y estrés.

Si la dirección, los compañeros de trabajo y los clientes distraen la atención de un empleado, esto puede generar frustración por la falta de capacidad para completar las tareas necesarias. Lo que resulta en clientes insatisfechos y más horas para que el trabajador pueda cumplir con sus responsabilidades. En ese momento, el agotamiento de los empleados es un riesgo que puede costar dinero a la empresa debido a las altas tasas de rotación del personal o las demandas por discapacidad.

 

Evaluaciones de bajo rendimiento

El incumplimiento de acuerdos y compromisos da como resultado una baja productividad, y esto conlleva a revisiones de desempeño deficientes que se convierten en una parte permanente del archivo de tus colaboradores. Esto puede afectar la moral del trabajador y afectar a otros miembros del personal en el lugar de trabajo. Si un empleado no contribuye de manera adecuada a los objetivos de su departamento debido a una variedad de distracciones, puede ser difícil mejorar el desempeño a un nivel satisfactorio.

Programar la capacitación de todos los empleados sobre cómo organizar y ejecutar eficientemente las responsabilidades, así como el manejo óptimo de distracciones para aumentar la productividad y cumplir con los estándares de desempeño, es el primer paso que cómo Líder debe dar en pro de la empresa.

 

Soluciones

  • Desde los niveles gerenciales se pueden implementar soluciones para evitar los efectos negativos del multitasking en el desempeño de un trabajador.
  • Estrategias para el manejo eficiente de las cuentas de correo electrónico, momentos online y offline, así como bloques de enfoque y concentración puede reducir las interrupciones.
  • Completar una tarea a la vez, eliminando distracciones innecesarias le da al empleado control sobre priorizar la carga de trabajo y disminuir la ansiedad.
  • Generar dentro de la cultura organizacional los hábitos de un trabajo enfocado, es una de las mejores estrategias a implementar para eliminar el multitasking, y sus consecuencias no sólo en tus colaboradores, sino en ti mismo.

 

Por Fabiana Roche.