¿Eres avestruz o águila?

La crisis ocasionada a nivel mundial por el COVID-19 se va a extender más de lo que todos habíamos pensado; pero, podemos convertir el imprevisto en oportunidad. Y es precisamente hoy y ahora que debemos detenernos a reflexionar primero, si estamos preparados a nivel personal para enfrentarla productivamente, y luego, cuál debe ser nuestra función como líderes organizacionales.

 

El trabajo siempre “empieza por casa”

Empecemos a trabajar con nosotros mismos, apelando a aquellas competencias innatas o adquiridas que son la base de nuestra Inteligencia Emocional; y que nos ha costado toda una vida construirlas y reforzarlas.

Nos referimos a la identificación de las causas reales de nuestras emociones, a su control, a hacer un balance de fortalezas o debilidades y trabajar desde el crecimiento y el fortalecimiento de la auto-estima. Seguramente conseguiremos espacio para mejorar en la forma más idónea que tengamos a nuestro alcance.

 

Luego de esta introspección

Evaluemos nuestras relaciones con el mundo que nos rodea, que se ha vuelto increíblemente pequeño con esta crisis:

  • ¿Soy conciliador?
  • ¿Asertivo?
  • ¿Logro tomar distancia y ponerme en el sitio de los demás?

Este es el momento para ser empático y apoyar de manera auténtica y sincera al equipo de trabajo.

 

Como líderes, es el momento de afianzar nuestros roles

Por supuesto, siendo capaces de ayudar a nuestro personal a hacer más corta y menos dolorosa la resistencia al cambio.

Analizar cómo funciona el equipo, sopesar la posibilidad de distribuir de forma distinta las responsabilidades de cada uno de sus miembros, permitiendo que las personas asuman nuevos retos en áreas que no les son tan familiares, y así lograr sentir de una manera real el compromiso y el arraigo, aún en la distancia.

 

Cambiar en estos tiempos de oscuridad significa desarrollarse

También aprender y tener una actitud permanente de “aprendiz”, que nos mueva a la curiosidad y a la motivación al logro.

  • ¿Alguien pensó en algún momento que a nivel mundial uno de los rasgos distintivos de esta coyuntura iba a ser el trabajo desde casa y el aprendizaje en línea?
  • ¿Somos capaces de convertirnos en la “punta de lanza” de estas tendencias y ser promotores del cambio?

 

Por tanto, es imperativo en estos momentos potenciar nuestra “learnability”

O disposición permanente a aprender cosas nuevas. ¡Y por supuesto, ser ejemplos vivientes de cómo “sobrevivir” de forma productiva a esta cuarentena, causada por el COVID-19… El ejemplo crea conciencia y necesidad de cambio!

  • ¿Te consideras que estás blindado frente al caos, la depresión y la improvisación; que ha representado el COVID-19?
  • ¿Quieres asirte con todas tus fuerzas a esta oportunidad para ser mejor persona/jefe?
  • ¿O prefieres esconder la cabeza y sumergirte en la angustia y la parálisis?

 

En esta época de crisis, Intelectum te ayuda a que aproveches al máximo el tiempo en casa. Te ofrecemos cursos y talleres 100% online para que te conviertas en tu mejor versión. Contáctanos aquí.

¡Tú eres el único dueño de tu destino!

 

Por Albertina Roche.