Si el objetivo es trabajar por proyectos o bajo metodología “Agile”, existen metodologías y sistemas de trabajo como Getting Things Done® – GTD®  e InFocus, los cuales proporcionan las herramientas requeridas, para ser un miembro efectivo del equipo. Sin embargo, ¿Cómo optimizar una cultura Agile?
El equipo Agile, es básicamente un grupo de personas que son auto-organizadas y auto-administradas o auto-gestionadas para entregar un resultado definido o completar un proyecto.

 

Organización, administración y gestión.

Para Agile, el que una persona sea auto-organizada, significa que los miembros tienen que confiar en que si las tareas son aceptadas, serán manejadas y terminadas. Por ello, se requiere de un sistema para construir esa confianza.
La autogestión implica que cada miembro se apropia y reacciona muy rápidamente ante una situación. Con GTD® o InFocus, en lugar de apagar fuegos, todos los miembros están presente y conscientes de la situación u oportunidad, para  poder reaccionar a tiempo.

 

Proyectos y prioridades.

Los miembros del equipo Agile, deben entender y alinear los roles a las responsabilidades y el propósito. Esta tarea se logra con estas metodologías, ya que encaja  muy bien en esta nueva forma de trabajo, en la que el equipo necesita entender las necesidades de los clientes para ejecutar y hacer que esto suceda rápidamente.
Una vez se define la necesidad de un cliente, el equipo puede utilizar los fundamentos de estas metodologías para lograr el resultado deseado.

 

Terminología AGILE vs GTD® e InFocus

  • Backlog
Agile, es la lista de cosas que a un cliente le gustaría tener y no ha tomado una decisión sobre cómo resolverlo.
GTD® son asuntos en nuestra bandeja de entrada, sin clarificar.
InFocus son asuntos que no tenemos claro su significado y objetivo.