La pregunta elemental es: ¿Qué debería hacer el líder en cualquier proceso de cambio organizacional? A lo largo del proceso de cambio, pregúntales a los empleados que les preocupa.

 

Si quieres liderar un cambio organizacional

Para obtener mejores resultados, debes emitir o comunicarse empáticamente el cambio. En otras palabras, debes conocer cómo se sienten los empleados y adaptar toda la comunicación – correos electrónicos y reuniones – a sus inquietudes.

Los dirigentes que no realicen este paso, corren el peligro de alterar a los empleados que ya se sienten nerviosos o escépticos por el cambio. Es por eso que se les recomienda hablar con los miembros del equipo sobre lo que está sucediendo y el por qué.

 

Preguntarles qué les preocupa y qué mejoras les agradaría ver en un futuro.

Escucha atentamente y después utilice sus comunicaciones o contactos, para abordar lo que escuchó. Repetir dichos pasos a lo largo de cada etapa del cambio, logrará evaluar cómo las emociones de los individuos pueden ir cambiando al pasar el tiempo. El propósito es asegurar la inclusión del equipo y  se sientan escuchados.

Además debería ser lo más transparente viable sobre el cambio y sus repercusiones. Es recomendable que deba conservar ciertos detalles, no obstante, debe ser abierto y eso les generará confianza y credibilidad.

  

Intelectum propone:

El Seminario GTD® II: Proyectos y prioridades.

El cual incluye un módulo sobre el Modelo Natural de Organización en el cual, después de haber tomado el primer Seminario GTD®: Fundamentos: Productividad sin estrés, y haber instalado e implementado su sistema de control de flujo de trabajo, nos enfocamos en utilizar los 5 pasos de GTD® en un entorno más extenso: su división, su gerencia, su compañía, su familia.

La colaboración activa de los individuos de aquellas audiencias le dejará una captura más extensa de los asuntos que, como conjunto, flotan en sus mentes, para después clasificarlas y organizarlas según la Organización Estratégica.

 

Conocer dichos asuntos y clasificarlos traerá dos beneficios a la empresa:

  • Tendrá un espectro mayor de las oportunidades y preocupaciones que podrían tener un alto impacto en el proceso de Planificación Estratégica
  • Crear espacio en la mente de sus colaboradores para enfocarse en identificar resultados esperados y próximas acciones de todos y cada uno de esos asuntos cuya alcance es general para la Organización.

Adicionalmente, todos sentirán que sus esfuerzos permanecen alineados, todos entenderán qué parte del proceso es responsabilidad de cada uno y cómo perjudica al resto todos se sentirán causantes (“accountables”) enteramente y de las piezas de dicha planeación.