¿Cuál es el precio que le pones a la felicidad? ¿Una entrada al cine? ¿Ese auto nuevo? ¿O el Tour por Europa? Si bien estas “experiencias” pueden hacerte feliz al momento, no pueden durar para siempre. La verdadera felicidad viene de adentro. De la satisfacción continua personal, profesional y relacional. Entonces, ¿cómo GTD® puede hacerte feliz?

 

La mayoría de los practicantes de GTD® saben que Getting Things Done® les ayuda a iniciar proyectos de la manera correcta, aprovechar las oportunidades, vencer la procrastinación y sobretodo incrementar su productividad. Pero estos son solo los beneficios externos.

 

Cuando integras GTD® en tu vida con pasión, a lo largo de los meses y los años, el marco en el que te desenvuelves también te hace feliz. Y este sabor a felicidad no depende de los logros materiales. Se debe a esa felicidad central que perdura. He aquí por qué GTD® funciona de maravilla.

 

Satisfacción personal

Expresión creativa

David Allen basó GTD® en el pensamiento, “Tu mente está para producir ideas, no para almacenarlas”. Y esta forma disruptiva de hacer las cosas cambia la vida. Cuando practicas un Barrido Mental y luego lo sigues con las otras prácticas de clarificar, organizar, reflexionar y ejecutar, encuentras tu mente felizmente libre de desorden. Tu capacidad cognitiva mejora. No es necesario realizar múltiples tareas. Tu atención es enfocada como un láser. Y expresas plenamente tus habilidades creativas, a veces como respuestas ingeniosas y, a veces, como inspiraciones comerciales de millones de dólares.

 

Autoestima mejorada

Tu autoestima es directamente proporcional a lo bien que cumples con tus compromisos. Con GTD®, eres consciente de todo lo que tienes en tu inventario completo de asuntos. Entiende las restricciones de su horario. Planificas tu semana de forma anticipada con hábitos como la Revisión semanal. ¡Y puedes detectar fácilmente cuando debes renegociar tus acuerdos para respetarlos! Te conviertes en alguien que cumple sus promesas, para sí mismo y para los demás.

 

Una vida más significativa

Las personas se quejan hoy de la falta de sentido en la vida. El ritmo de vida es tan rápido y frenético que todo lo que hacemos es correr. Pero GTD® te ayuda a cambiar esta perspectiva. Con su modelo de Horizontes de Enfoque, te muestra cómo las pequeñas tareas pendientes que ejecutas contribuyen a tu propósito de vida final y al panorama general. Es la mejor manera de mantenerte motivado y encontrar significado en lo mundano.

 

 

Satisfacción profesional

Ejecución exitosa

Robin Sharma dice “La creatividad sin ejecución es una ilusión”. Y tiene razón. Con las recomendaciones de GTD® de establecer una visión final de éxito para objetivos claros y concretos y sus próximas acciones para evitar la procrastinación, te conviertes en un activo excepcional capaz de “hacer las cosas”. El éxito profesional se convierte en una extensión natural de quién eres y de tu forma de funcionar.

 

Sin abrumarte

Una persona que no se siente abrumada es alguien en quien se puede confiar en tiempos difíciles. Y nadie lo sabe mejor que tu jefe o tus compañeros de equipo. GTD® te dota de herramientas y habilidades para superar rápidamente una situación fuera de control. Ya sea una bandeja de entrada desbordada que debe reducirse o hasta una decisión para influir en los resultados importantes. Un puñado de principios te dan la capacidad de tener una “mente como el agua” y permanecer imperturbable.

 

Satisfacción relacional

Estar presente para la familia

GTD® te enseña a estar significativamente comprometido. Y esto se relaciona con no tener nada en mente. Con este sistema, se recogen todos tus pensamientos, se identifican todas tus tareas y se cumplen tus compromisos. Estás abierto al momento de “estar en el presente”. Te relacionas adecuadamente con tu familia sin preocuparte por la presentación o por el cliente. Como dice David Allen, “Te sientes bien aunque no haces todo lo demás”. ¿Imagina cómo esto cambiará tu vida?

 

Tener más tiempo de “calidad”

Por último, pero no menos importante, Getting Things Done® aumenta de manera integral tu productividad. Ya que manejas tu atención y no la cantidad de horas en un día, simplemente tienes más tiempo para lo que más importa.

¿Quieres conocer más?

Visítanos aquí.