Aunque trabajar desde casa ofrece un sinfín de ventajas, también supone algunos inconvenientes: para muchos puede resultar retador concentrarse (por no decir extremadamente difícil).  Si estás trabajando desde casa, estos tips te permitirán ser tan eficiente como en una oficina.

 

1.- ¡Fuera pijama!

Olvídate de quedarte en ropa de dormir todo el día. Sigue la rutina que seguirías si salieras a trabajar: levántate temprano, báñate y vístete. Esto te pondrá en un modo diferente de abordar el trabajo.

 

2.- Destina un espacio para trabajar

Que no tengas que sentarte en un escritorio no quiere decir que debas quedarte en tu cama. Destina un espacio donde minimices las distracciones, y recuerda que incluso una posición adecuada para trabajar minimiza esa distracción de “que incomoda esta posición” o “me duele el brazo/pierna al estar sentado asi…”

 

3.- Establece un horario

Fija un horario laboral, tal y como lo tendrías de estar en una situación normal.  Asegúrate que tu familia lo respete. Una vez que lo hayas cumplido, desconéctate del trabajo y disfruta del resto de tu día. Trabajar desde casa no significa estar esclavizado al PC. Los descansos son incluso tan importantes como el mismo trabajo.

 

4.- Levántate temprano

Despertarte más tarde de lo normal suena tentador, pero está comprobado que las personas suelen ser más productivas por la mañana. Comienza temprano y plantéate metas de terminar las actividades más importantes antes de la comida.

 

5.- Planea tu día

Antes de comenzar a trabajar, dedica al menos 20 minutos a organizar tu día. Empieza por evaluar todas las tareas que han llegado a tu vida, luego define qué debes hacer con cada una de ellas y cuáles son las más importantes. ¡Sé realista con el tiempo que te llevará terminarlas!

 

6.- Evita el multitasking

El multitasking (multi-tarea) está sobrevalorado. Procura enfocarte en una sola tarea a la vez, si quieres ser efectivo, terminar los asuntos en menos tiempo y evitar el estrés excesivo.

 

7.- Toma descansos

Programa tiempos descanso durante el día. Leleevántate de tu escritorio, estírate y camina alrededor de tu casa otra ubicación que no sea donde estas trabajado; tómate un café o algún snack que te dé la energía que te está pidiendo tu cuerpo para seguir adelante. No nos cansaremos de repetirlo: ¡los descansos son tan importantes como el mismo trabajo!

 

8.- Socializa

Pasar todo el día aislado puede sonar como la mejor forma de concentrarse. Sin embargo, socializar ayuda a despejar la cabeza. Aprovecha los breaks y la hora de comida para esta actividad, utiliza las redes sociales y las comunicaciones para ver a tus seres queridos; necesitamos sentirnos y estar estables emocionalmente para poder continuar.

En esta época de crisis, Intelectum te ayuda a que aproveches al máximo el tiempo en casa. Te ofrecemos cursos y talleres 100% online para que te conviertas en tu mejor versión. Contáctanos aquí.

 

También te invitamos a visitar a nuestros amigos de Toptal para más información sobre cómo mejorar el trabajo remoto.