¡Enfrentar a una crisis pone a prueba a los mejores lideres!

Son situación de mucha tensión en las que la comunicación normal no funciona bien. Los líderes tienen muchas cosas en juego y es realmente difícil planificar muchas de ellas. La clave es tener conciencia de la situación, saber cómo retomar el control y sobretodo que la comunicación sea lo más focalizada y efectiva posible.

En tiempos de crisis, solemos prometer demasiado… Fingimos conocer las respuestas o caminos posibles, pero esto no funciona, porque no es cierto.

 

¿Has escuchado el dicho “el encubrimiento es peor que el crimen”? ¡Es verdad!

Esto se extiende incluso a aquellos que cometen errores honestos al intentar llegar un poco más lejos y no ser sinceros al respecto. En la crisis, quieres decir todo lo que sabes, pero no más que eso, porque serás atacado si no declaras los hechos.

 

Acá te compartimos 3 alternativas de comunicación en tiempos de crisis.

En realidad son tres frases que puedes decir:

La primera es: “No lo hice”.

Si no lo hiciste, dilo. Eso funciona.

 

La segunda es: “Lo hice por un motivo”.

Luego explicas por qué intentaste cambiar las cosas para darle sentido.

 

La tercera es “sí, lo hicimos y lo lamentamos”.

Si tienes que hacer esto, debes decirlo lo más rápido posible. Si comienzas a negarlo (que es un impulso humano) y te toma días, semanas o meses llegar al reconocimiento de la verdad, desafortunadamente, es probable que tu reputación se vea empañada irreparablemente en el ínterin.

 

Debemos entender que la verdad siempre será mejor que una “mentira blanca”.

Esto aplica aún más en épocas de crisis en las que buscamos desesperadamente líderes que guíen el camino. Y dependiendo de la comunicación de estos líderes en épocas de crisis, se generará la confianza en ellos. Base fundamental para formar y consolidar equipos capaces de salir adelante en los momentos de caos.