En este artículo te dejamos 13 Grandes reflexiones para tener en cuenta, a partir de hoy en toda empresa. Si las respuestas a estas preguntas, sobre las tendencias en el ámbito laboral; no son positivas, piensa que puedes cambiar y ejecutar.

 

1. ¿Ofrecen tiempo flexible?

Las modalidades flexibles del trabajo, ya no son una forma especial  de trabajar o  una concesión de la empresa; forman parte de la estructura de trabajo, en cualquier Organización. No importa el género, la edad o el tipo de trabajo, es una condición intrínseca del funcionamiento organizacional.

 

2. ¿Estás preparado para apoyar la salud mental de tus colaboradores?

El concepto de “Calidad de Vida” que en otros momentos, se orientaba prioritariamente a la salud física, ahora se centra en la salud mental. En un mundo donde los temas de soledad, depresión, alienación y falta de conexión emocional han tomado tanta importancia, es un reto manejar este tópico con claridad, empatía y apertura.

Las organizaciones deben incluír en su Cultura Corporativa procesos de prevención, detección y atención especializada de estos problemas de salud mental.

 

3. ¿Tienen tus colaboradores un ambiente y las habilidades que les permite concentrarse?

El uso masivo e indiscriminado de la tecnología nos ha permitido, por una parte, estar más preparado para enfrentar nuevos retos; pero por otra parte, ha puesto al alcance de nuestras manos, una fuente inagotable de distracciones que resulta muy dificil de controlar.

El uso eficiente de esta tecnología será un factor decisivo, en los niveles de productividad a alcanzar, tanto a nivel personal como organizacional.

 

4. ¿Estás aprovechando la Inteligencia artificial?

El “machine learning” se ha posicionado como la ventaja competitiva para el manejo de grandes volúmenes de trabajo, de personal y de clientes. Definitivamente, va a ser la “única” estrategia, que nos va a permitir sobrevivir y diferenciarnos en estos mercados totalmente automatizados. ¡Y llegó para quedarse!

Sus efectos, riesgos e implicaciones sólo podrán ser conocidas con el uso, aplicación y medición de resultados día a día.

 

5. ¿Puede tu organización considerarse como Capitalista responsable?

La histórica confrontación entre “la riqueza y la pobreza” llega a su fin al considerar el Capitalismo Responsable, como la solución a este dilema que ha sido objeto de múltiples controversias entre los gobiernos, los empresarios, los economistas, politólogos y filósofos.

La distribución y acceso a la riqueza para un  mayor número de personas y su bienestar, ya no es función unicamente de los gobiernos de turno; es un deber para todos los sectores de la sociedad: el individual, el político, el empresarial.

No más discusiones ni promesas; es el momento de ofrecer resultados.

 

6.  ¿Sigues creyendo que alguien quiere se parte de una empresa “para siempre”?

“…Te ofrezco una carrera…. no un puesto” Este valor de estabilidad y retención ya no es reconocido actualmente, por la mayor parte de la fuerza laboral. Se buscan retos y crecimiento, no importa las veces que haya que cambiar de posición u organización

 

7. ¿Estás en el sector correcto?

Los mercados actuales, tienen mucho potencial de crecimiento. Hay muchos sectores y mucho capital esperando ser activados y transformados. Es por esto, que los emprendimientos no desaparecerán del todo. El juego continúa, pero revisando mejor las reglas.

 

8. ¿Eres cebra o unicornio?

Las “cebras” en oposición de los “unicornios”; son nuevas organizaciones que no intentan ir en contra del “establishment” (educación, familia, gobierno, mercados); sino más bien apoyarlo en una relación ganar – ganar. El objetivo es lograr una prosperidad sostenible en el tiempo, pero cuyas bases son la pluralidad, el mutualismo, la cooperación, los recursos compartidos y la participación. Gente “real” cuyo origen es cualquier sector o grupo de la sociedad (incluso minorías), dispuesta a trabajar duramente por un negocio “real”. Por eso son cebras y no unicornios.

 

9. ¿Ofreces Reciclaje profesional?

Hay que asumir el rol de la “Educación adulta”; este proceso consiste en enseñar a los empleados de las organizaciones,  a aprender continuamente nuevas competencias y habilidades. La idea es alinearse a los cambios tecnológicos y al crecimiento de las empresas.

 

10. ¿Estás dejando de lado el factor humano?

La paradoja, entre estar cada vez mas automatizados y lograr humanizar el ambiente laboral continúa. Este 2020 más que nunca empodera al recurso humano, como el conductor de los cambios y proveedor del crecimiento. Por lo tanto, mas que nunca hay que enfatizar la empatía, el liderazgo, el trabajo en equipo y la satisfacción personal.

 

11. ¿Provees un ambiente de “Learnability”?

El ser capaces de desechar el conocimiento que ya no no es útil y poder aprender permanentemente nuevas esferas de conocimiento, será la Cualidad Esencial del empleado. Si la tiene, no importa el país, el área, la unidad, ó la formación y experiencia acumulada… El Talento consiste en “moverse” como se mueve el mundo empresarial.

 

12. ¿Estas consiguiendo “engagement” mediante la personalización?

Las Empresas buscan la “flexibilidad inteligente”. Esta estrategia, considera al ser humano como “único”, por lo que los modelos de trabajo, los horarios, los beneficios y todo aquello inherente al trabajador, se diseña y maneja como “opciones a la medida”, buscando motivarlo  al  reconocer su aspecto especial y diferenciado.

 

13. ¿Ofrece el trabajo valor?

En un sistema capitalista a “ultranza”, donde el trabajo se centra en aumentar los niveles de productividad y competitividad, el trabajador suele necesitar estar disponible “24/7″y se “vive para trabajar”. Esta forma de trabajar, ya no es tendencia: Los empleados cada vez cultivan más y variados intereses asociados o no a su esfera de experticia laboral. Crecer en otros campos de especialidad y desarrollar nuevas aficiones, pareciera ser el camino a seguir. El trabajo ya no constituye el motor de la satisfacción personal, sino uno de sus ingredientes. Es un ser humano más completo, más integral.

 

La pregunta que las Empresas deben hacerse entonces es:

  • ¿Qué más se les debe dar para motivarlos?
  • ¿Es cuestión de cantidad o calidad?
  • ¿Beneficios o retos?
  • ¿O es variedad?

Tal vez la respuesta está, en propiciar su trascendencia más allá del sitio de trabajo.

 

Por: Albertina Roche